Dejamos para conocimiento público, un extracto de las resoluciones de la Tercera Conferencia Nacional de Unidad Comunista.

III Conferencia Nacional Unidad Comunista

Resoluciones (extracto)

portada_2Los días 16 y 17 de mayo hemos realizado el último evento de nuestra III Conferencia, reunidos en la ciudad de Concepción y con la presencia de 18 delegados en representación de las distintas células de Unidad Comunista. En esos dos días, discutimos y trabajamos por mandato de nuestros órganos de base con la finalidad de esbozar el carácter del momento político y para definir las tareas de nuestra organización ante las exigencias que impone la coyuntura.

Saludamos a los Comités Comunistas, particularmente a los compañeros que fueron parte de la delegación mandatada por su dirección política para hacerse parte de nuestra discusión, entregando valiosos elementos al debate. Así también, saludamos y valoramos a la Unión Nacional Estudiantil – Sección Concepción, al Movimiento Tod@s a la Moneda – Concepción y al Frente Amplio Unitario de Chiguayante, presentes en la clausura de nuestra Conferencia y con quienes hemos compartido luchas en distintos frentes.

Aprobamos en general la convocatoria a esta conferencia. La Conferencia consideró necesario mejorar el análisis de la situación internacional, entregando más elementos para la información y la discusión de nuestros compañeros y sus células, sobre todo en lo relativo al acontecer actual de Venezuela y Ucrania, así como el significado de una nueva arremetida del fascismo de la mano de los intereses imperialistas, en Europa en general y en Ucrania en particular. Aun así, la Convocatoria a la IIIª Conferencia es, desde este momento, documento oficial para el trabajo que tenemos por delante.

Reafirmamos nuestra aspiración al Socialismo y, es más, tenemos la certeza de su imperiosa necesidad. Nos inspiramos en la gesta del partido de Lenin y el proletariado ruso; nos sabemos herederos de la Obra de Luis Emilio Recabarren, padre del movimiento obrero chileno. En el Socialismo Científico de Marx y Engels encontramos la generosa cantera que alimenta la formación de nuestros compañeros, porque en él hallamos los elementos necesarios para la lucha revolucionaria.

Así mismo, mantenemos el esbozo programático elaborado por nuestra IIª Conferencia, que nos convoca a luchar por las demandas más sentidas por el pueblo trabajador y a instalar políticamente estas reivindicaciones en todos nuestros frentes de acción. A estos elementos sumamos la propuesta de la célula Manuel Guerrero en materia de Ciencia y Tecnología.

El año 2013 estuvo marcado por la lucha electoral, de la cual fuimos parte y en la que tensamos al máximo nuestras filas con el objetivo de llevar adelante el programa que, en ese momento, nos interpretaba de mejor forma, haciéndonos parte de la campaña presidencial del Movimiento Tod@s a la Moneda. Este desafío lo tomamos con firmeza y determinación, lo que valoramos aun cuando el resultado electoral obtenido no refleja lo ganado en experiencia, amigos y militantes. Este compromiso se dio en un marco nuevo caracterizado por el reacomodo de la Izquierda, por un movimiento social en alza, por una derecha derrotada con antelación y con una Concertación que sumaba a sus filas al Partido Comunista bajo un programa y candidatos únicos.

Situación Nacional

La política del gobierno debe ser desenmascarada. La disputa en torno a una reforma tributaria que traerá –en el mejor de los casos- más parches para cubrir a un modelo colapsado, no será solución. Por ahora, el debate de la reforma tributaria es sólo sabrosa propaganda, llena de slogans altisonantes, retóricas mañosas sobre la “lucha de clases” y fraseologías vacías de sentido. Debemos tener presente que este gobierno habla de reformas que se materializarían recién en un próximo gobierno, mientras negocia los contenidos de todas sus reformas en la cancha marcada por la gran burguesía, con un Parlamento de dos grandes partidos compuestos de múltiples facciones: por una parte, el partido de la burguesía de emblemas reaccionarios y recalcitrante catolicismo, y, por otra parte, el partido de la burguesía más peligrosa, la que se mimetiza de “democrática” o “progresista”, pero ambas esencialmente neoliberales, defendiendo un mismo sistema económico y protegiendo los amarres institucionales legados por la dictadura de Pinochet.

En esta nueva gestión de Bachelet –pretendidamente renovada y en intensa campaña por conciliar su política con las demandas crecientes de la sociedad-, no se pretenden tocar los recursos estratégicos, actualmente en manos de las trasnacionales; no se elimina el sistema de las AFP, no se sustituye el código laboral; no se crea un sistema impositivo que grave a las grandes riquezas, no se supera el carácter agobiante de la deuda, alimentada por las casas financieras y sus tentáculos comerciales, etc. En el plano institucional, pretenden una reforma constitucional (que no una nueva Constitución) dentro del marco de un Congreso capturado por los oligopolios trasnacionales y las familias más ricas de Chile. Hay que tener bien claro: en este gobierno se prepara el engaño más despiadado a las esperanzas de una sociedad que acumula razones para luchar. La izquierda revolucionaria no puede dormirse en este escenario y debe desplegar con fuerza la mayor campaña de clarificación, desnudando la trampa de la gran burguesía, hoy representada en el gobierno de la Nueva Mayoría.

La contradicción sigue siendo la misma desde el siglo XIX: Capital versus Trabajo. La degradación de las condiciones laborales y el salario, el endeudamiento forzoso por parte de los trabajadores para sostener niveles mínimos de vida y el aumento sostenido de las ganancias por parte del empresariado, dan cuenta de ello. De esta forma, la caracterización del actual Estado Chileno es la de un Estado al servicio de la burguesía y del imperialismo, con un ejército y policía formados para esos fines. Dado esto, nuestra línea de acción sigue siendo la “Revolución Democrática”, tal como la entendió Lenin en su lucha contra el gobierno zarista en tanto expresión del capitalismo en su época; esto es, la democratización de todos los espacios de acción para desatar todas las formas de lucha.

Al contrario, reconocemos que este gobierno es una expresión política más –junto a los sectores más conservadores- de nuestro real enemigo: el Capital y su brazo institucional, el Estado Burgués. Allí es donde está nuestro real enemigo, tanto en su forma ideológica, el neoliberalismo, así como en su expresión económica: la explotación diaria de la clase obrera y la expropiación de su trabajo; la apropiación y explotación salvaje de los recursos naturales; la abolición de las fronteras y la ausencia de soberanía nacional.

Alianzas

Para impulsar esta lucha tenemos la certeza de que no podremos hacerlo solos y que el actual estado de nuestra organización es insuficiente para ello. Por una parte, se nos hace urgente avanzar en la formación del Partido de los Comunistas, una organización que dispute ideológicamente a los partidos vacilantes, reformistas y oportunistas, que se visten con ropaje comunista, pero que abandonaron el papel de ser herramienta y vanguardia de la clase. Para ello iniciaremos un proceso sistemático de trabajo con organizaciones hermanas, el que nos lleve prontamente a un gran encuentro que establezca la orientación y los cimientos para la conformación del nuevo partido.

Además, consideramos particularmente relevante que nuestra organización desarrolle una política de alianzas que le permita avanzar en la acumulación de fuerza,

 

¡A Combatir el Estado Capitalista y sus administradores de turno!

¡A Constituir el Partido de la Clase!

¡A construir la unidad más amplia de la Izquierda Anticapitalista!

 

 

Unidad Comunista, en la senda de Recabarren

 

zukovDebatesDocumentosResoluciones
Dejamos para conocimiento público, un extracto de las resoluciones de la Tercera Conferencia Nacional de Unidad Comunista. III Conferencia Nacional Unidad Comunista Resoluciones (extracto) Los días 16 y 17 de mayo hemos realizado el último evento de nuestra III Conferencia, reunidos en la ciudad de Concepción y con la presencia de 18...