Hace más de un año, los canales de televisión abierta pusieron el “informe del tiempo” como parte sustancial de sus noticieros, matinales, programas de “conversación” o farándula. En particular, en los últimos 10 días, incluso, forman parte inequívoca y fundamental de éstos, abarcando al menos 1/5 de la edición de noticias, aunque luego venga el “TV Tiempo”. Y, ¿qué se nos obliga a ver?: lloverá o nevará, cuánto, eventos similares acaecidos tiempo atrás (catastróficos, claro), carencias o falencias en su gestión, hasta, – a falta de pan… – se utiliza alguno ocurrido al otro extremo del planeta.

Ateniéndose a épocas del año, adquieren relevancia espacios acerca de turismo, culinaria, “super alimentos”, “tu bolsillo” o “con peras y manzanas”, vialidad (especialmente en los fines de semana largos), los “eventos” o anegamientos (en las calles de Santiago, por supuesto), consultas al médico; lo que no tendría nada de particular en otros horarios de la programación televisiva, salvo que ello se replique latamente en los “informativos”. Aparte, claro, del infaltable – a todo color – recuento policial, en que se exalta la capacidad delictiva de los “Care’e pelotas” o del Cizarro. Y, bueno, otro quinto, ¡fijo!, el fútbol, en especial los sucesos acaecidos alrededor de un puñado jugadores exitosos… claro, las chicas de la selección femenina tienen que ser campeonas para merecer algún reportaje; o, el atleta, obtener una medalla de oro en ciclismo, patines u otro deporte olímpico para “valer” una nota… no importa que sean miles los compatriotas que practican regular y con estoicismo algún deporte amateur, los perros de Alexis obtienen más pantalla.

La Lucha Ideológica desde los medios de comunicación (Fuente: Observatorio de Medios FUCATEL – http://www.observatoriofucatel.cl/clasismo-racismo-y-basura-el-duro-diagnostico-de-los-expertos-sobre-la-television-abierta-en-chile/)

¿Qué queda para ese quinto por completar las “60 mentiras” del siglo 21? No es posible sustraerse de esa porfiada realidad: económica, social y política, nacional e internacional, que también es parte del entorno de todo ser humano. Entonces, nuestra TV hace “copy/paste” de la “información” elaborada por regulares reuniones de pauta, en las que se escoge esto o lo otro, que hable de tal o cual país o potencia (bajo el prisma e intereses del status quo, claro), o que se refiera al vestido de la primera dama, o la noviecita del heredero o mandatario, o de lo captado por aquella cámara indiscreta o personal, o de aquel “meme trending topic”. Ahora, cuando la contradicciones sociales, económicas, políticas o militares llegan a un punto de evidente crisis, entonces se exponen las posiciones divergentes, pero a partir de aristas menores, que no explicitan los reales y antagónicos intereses los adversarios o enemigos. (Y algunos “progresistas” pisan el palito, “encendiendo la polémica”, que forma pauta para la próxima encuesta). O sea, imponen en la “opinión pública” temas de la cotidianidad como asuntos de trascendencia vital, ocultando con ello de nuestra conciencia y convivencia diarias todo aquello que sí es relevante para nuestro vivir y porvenir.

En resumen, la lucha ideológica burguesa ya ni siquiera pretende validar racionalmente las injusticias evidentes contra los pueblos, está circunscrita a limitar la capacidad reflexiva de la gente a temas superfluos, banales; o sea, matar su innata capacidad de reflexión crítica. Y, claro está, cuando posee todos los medios de comunicación, el capitalismo se impone por paliza.

¿Alternativa? Claro que la hay. Ya Recabarren propagó la idea de la justicia social a partir del escrito corto, confeccionado y trasmitido por mano y oralmente, entre salitreras convertidas en guetos, en que la voz oficial dominaba todo medio informativo. El siglo 21 parece haber superado al  panfleto u octavilla manuscrita o escrita a máquina; ahora prima la informática, internet, los medios sociales y el meme… claro, los medios  también son propiedad del enemigo; pues, habrá que aprender de sus técnicas y sacarle también provecho a favor de la lucha ideológica proletaria.

¡Vamos por nuestro deber, en otro de nuestros frentes de lucha!… Aunque, el próximo mes, nuestro pueblo funcione sólo en modo mundial de fútbol.

Jaime Poblete Veas

SoweluEn ResumenCapitalismo,televisión
Hace más de un año, los canales de televisión abierta pusieron el “informe del tiempo” como parte sustancial de sus noticieros, matinales, programas de “conversación” o farándula. En particular, en los últimos 10 días, incluso, forman parte inequívoca y fundamental de éstos, abarcando al menos 1/5 de la edición...